El término kung-fu refiere a una numerosa variedad de sistemas de artes marciales originarias de China.
Las artes marciales son normalmente usadas como formas de defensa personal. Las artes marciales también son beneficiosas para la salud mental. Relajan y enseñan concentración y dominio. Los monjes tibetanos dicen que existen dos tipos de ejercicio:

1) Externo enfocado en el fortalecimiento y desarrollo del cuerpo.

2) Interno enfocado en el desarrollo de la fuerza interior.

Este tipo de ejercicio es calmado y ayuda tener calma y salud interior. Casi todas las artes marciales son de acuerdo a los monjes una forma de ejercicio interno.